“Felicidad qué bonito nombre tienes. Felicidad vete tú a saber dónde te metes”. Con estas palabras le canta a la Felicidad el grupo musical español la Cabra Mecánica. Esta misma descripción, en la que la belleza y el extravío parecen ser algo inherente a la propia felicidad, es compartida por el actor y director italiano Roberto Benigni. En este video Benigni nos aclara que la “felicidad es un regalo que nos hicieron cuando éramos pequeños, un bien tan preciado y valioso, que la escondimos con esmero y ahora debemos aplicarnos para volver a encontrarla”.

Este aspecto escurridizo y caprichoso que le atribuyen a la felicidad estos dos artistas parece estar anclado en el pensamiento popular, pero ¿realmente la felicidad es algo que nos regala la vida, o cada uno de nosotros podemos regalarnos la capacidad para ser felices? Si hiciéramos esta misma pregunta a los expertos en felicidad, ¿qué responderían ellos?

SonjaLyubomirsky, experta en felicidad, comienza su libro la ciencia de la Felicidadcon estas reflexiones. “¿Qué crees que te haría más feliz? Párate un momento y piensa en las siguientes opciones: Una relación, más flexibilidad laboral, […]más tiempo?”

Estas palabras son un buen punto de partida para contextualizar y definir el concepto de felicidad.  Para esta autora no hay una definición universal de felicidad, cada uno de nosotros somos felices de maneras diferentes, por lo que habría tantos conceptos de felicidad como personas sintiendo la felicidad (Lyubomirsky, 2008).

“Conocer tu propia Felicidad en una de las claves para aprender a ser más feliz”

Para el profesor de Felicidad en Harvard, Tal Ben Shahar, la felicidad es una experiencia global que no se refiere solo a un momento, sino a un conjunto generalizado de las experiencias de uno mismo, y matiza esta definición explicando que una persona puede soportar el dolor emocional a veces y aun así ser feliz en general en su vida (Ben Shahar, 2014).

Daniel Nettle, profesor de Psicología en la Universidad de Newcastle y autor del libro Felicidad, La ciencia tras la sonrisa, añade “la felicidad […] se convierte en la más urgente de todas las cuestiones personales que debe resolver el ser humano. Más aún, la felicidad se traslada al centro de las decisiones políticas y económicas” (Nettle, 2006).

En nuestro país, Francisco Mora, autor del libro ¿Está nuestro cerebro diseñado para la felicidad? aclara que la felicidad, al margen de los condicionantes del nivel cultural, la edad o cualquier otra condición tiene aspectos varios, puesto que, hay una concepción intima de la felicidad para cada uno de los millones de seres humanos que pueblan la Tierra (Mora, 2012).

Raquel Palomera añade que existen diversos niveles en los que las personas podemos sentirnos felices y, apoyándose en los trabajos de Seligman, explica que educar para la felicidad es fomentar una vida placentera, una buena vida y una vida significativa (Palomera, 2015).

Parece claro entonces, que hay muchas maneras de llegar a ser feliz, a esto yo le llamo “el mapa”, que no siempre corresponde con el territorio, es decir un mapa es una imagen mental que nos construimos para poder orientarnos y movernos en el mundo. Conviene saber por lo tanto cómo es nuestro mapa de la felicidad, es decir, de qué se compone nuestra felicidad para así, poderimplementar acciones (que a la larga podrían convertirse en hábitos) que nos hagan más felices.

Para que puedas construir tu mapa feliz conviene que sepas que hay dos tipos de felicidad:

  • La hedonista, basada en la obtención del placer, es muy intensa, nos da placer a corto plazo y nos habla de nuestras necesidades y deseos inmediatos.
  • La eudaimonica, busca nuestro desarrollo personal, nos da placer a largo plazo y está relacionada con nuestras metas y propósitos vitales.

Con toda esta información solo queda que pongas por escrito qué te hace feliz a nivel hedonista y qué te hace feliz a nivel eudaimonico, y que valores qué haces en tu día a día para cuidar e incrementar estos dos tipos de felicidad.

Y si nos lo compartes, las felices somos nosotras.

Autora.- Marta Bustos Sepúlveda (Enfermera, Máster en Neurofelicidad)

Introducción del articulo extraído del TFM de la autora para el Máster de Neurofelicidad Aplicada de la Universidad de Valencia.